Subscribe via RSS Feed
$1.99/mo Web Hosting

Explorando las maravillas de una cueva

LA CUEVA DE LAS MARAVILLAS ERA UN REFUGIO Y LUGAR DE CULTO DE LOS TAÍNOS

Su interior es espacioso, húmedo y con una agradable temperatura que permanece en 19 grados todo el año.

Es la única caverna del país dedicada a ritos funerarios de los taínos.

BOCA DE SOCO.- En la carretera que conecta las provincias San Pedro de Macorís y La Romana se ubica el tesoro natural Cueva de las Maravillas. Aunque no todos la conocen, es un reconocido atractivo del país, gracias a su belleza y facilidad de acceso.   

Adentrarse en esta gruta es como transportarse a un mundo subterráneo, donde se puede adquirir una idea del modo de vida de nuestros aborígenes, que la empleaban como refugio y lugar de culto.  

Refiriéndonos en términos científicos, esta cueva constituye el resultado de lo que la actividad tectónica y las aguas subterráneas son capaces de lograr. Su formación se ubica en el periodo del Pleistoceno Final, aproximadamente un millón de años atrás.  Hace unos años, una parte de la cueva fue habilitada para visitas; desde entonces se ofrecen tours guiados.

La Cueva de las Maravillas es de gran valor pictográfico
La Cueva de las Maravillas se descubrió en 1926 gracias a unos exploradores petromacorisanos. Lamentablemente, durante 10 años, fue víctima de agravios, sobre todo, para extraerle el apreciado abono de murcielaguina (excremento de murciélagos).

Dicha cavidad subterránea se abre en el Llano Costero Suroriental, junto a varios cientos de cavernas grandes y pequeñas. El espeleólogo Domingo Abreu precisa que estas formaciones rocosas sólo se originan en las piedras calizas, cuando la fuerza tectónica provoca que se partan e inclinen.

Lo que hace especial a Las Maravillas es que constituye la única cueva del país cuyas pinturas y grabados están asociados a los rituales mortuorios de los taínos. “Su trascendencia es ser dedicada a los muertos y a sus deidades relacionadas en la mitología taína, como Maquetauríe Guayaba, dios de los difuntos”, comenta Abreu.

Datos más precisos los proporciona la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, detallando en su página web que la caverna posee 472 pictografías (pinturas sobre las paredes) y 19 petroglifos (grabados sobre rocas). De acuerdo con la fuente, estas muestras de arte tienen entre 800 y 500 años de antigüedad.

Sobre su habilitación
En el año 2000, la Secretaría de Medio Ambiente asumió el acondicionamiento de la Cueva de las Maravillas, bajo la supervisión de Frank Moya Pons.

Sobre este proyecto se levantaron voces a favor y en contra. El arqueólogo Marcio Veloz Maggiolo, por ejemplo, ha expresado en varias ocasiones que la habilitación de la cueva significó la destrucción de tesoros arqueológico de gran valor, como huesos y arte rupestre. “Una caverna con restos humanos, con petroglifos, con pictografías, con muestras culturales debería ser preservada bajo el sentido de un programa que se basara en su preservación total”, manifestó en una ocasión a través de su columna en este diario.

En cambio, desde el punto de vista del espeleólogo Domingo Abreu, la reacomodación de una parte de esta cueva sirve para educar, de forma tal que a través del reconocimiento se cree la conciencia de la necesidad de proteger este recurso cultural y natural.

“La única manera de aprender sobre una cueva es visitándola”, argumenta. “Sirve como la mejor escuela para enseñar prehistoria, geología, hidrología, paleontología, rupestrología y cristalografía”. FOTOS:

Cortesía de Milton González Según el experto en cuevas Domingo Abreu, estas formaciones geológicas constituyen un refugio excelente en caso de huracanes. “Con ese mismo propósito fueron utilizadas por nuestros aborígenes”, asegura.

En el caso de los terremotos, se puede tener una idea de su capacidad para resistirlos, si se toma en cuenta que las cuevas requieren millones de años para formarse y en ese tiempo, deben haber ocurrido millones de terremotos. “Naturalmente, alguna habrá perdido uno que otro bloque de su techo, pero no ninguna cueva que tenga forma de túnel, por ejemplo”, agrega. cortesía: milton gonzález

SU EXTENSIÓN

Es de fácil acceso
De acuerdo con datos de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, la extensión total de la Cueva de las Maravillas es de unos 800 metros, de los cuales se habilitaron 240 para visitas, es decir, el 30 por ciento. El 70 por ciento restante, casi 600 metros, está clausurado, y a él sólo acceden las especies animales.

El espacio readaptado de la cueva posee una entrada muy bien acondicionada, rampas y ascensor, lo que le convierte en la primera y hasta el momento única cueva del país accesible para discapacitados. Para entrar a esta cavidad subterránea es necesario descender 25 metros bajo tierra.

El interior de la misma es espacioso, húmedo y con una agradable temperatura que permanece en 19 grados todo el año, gracias a sus entradas naturales.

DATOS
Cueva de las Maravillas

Entrada: Niños: 50 pesos; adultos: 200 pesos; grupos escolares: 50 pesos Horario: De martes a domingo y días feriados, de 9:00 de la mañana a 5:15 de la tarde.

Teléfono: (809) 951-9009

Facilidades: Visitas guiadas en inglés y francés. Estacionamientos con capacidad para 50 vehículos livianos y 18 autobuses. En cuanto a vías alternativas para llegar, posee un helipuerto y un aeródromo.

INCREÍBLE PERO CIERTO
Según el experto en cuevas Domingo Abreu, estas formaciones geológicas constituyen un refugio excelente en caso de huracanes. “Con ese mismo propósito fueron utilizadas por nuestros aborígenes”, asegura.

En el caso de los terremotos, se puede tener una idea de su capacidad para resistirlos, si se toma en cuenta que las cuevas requieren millones de años para formarse y en ese tiempo, deben haber ocurrido millones de terremotos.

“Naturalmente, alguna habrá perdido uno que otro bloque de su techo, pero no ninguna cueva que tenga forma de túnel, por ejemplo”, agrega.

Category: Lugares Históricos

About GoOkie: View author profile.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*