Subscribe via RSS Feed
$1.99/mo Web Hosting

Medidas que protegen su salud

[ 0 ] 5 mayo 2008 |

El síndrome metabólico está ligado a las enfermedades cardíacas.

SANTO DOMINGO.- La grasa abdominal y alrededor de la cintura no es sólo un problema estético. En algunas personas indica la presencia del síndrome metabólico, condición médica relacionada con males cardiovasculares. Se habla de síndrome metabólico cuando en un paciente coinciden hipertensión, aumento de los triglicéridos, disminución del colesterol bueno y una intolerancia a la glucosa que puede ir desde la hiperglucemia hasta la diabetes.
Todo esto además de la grasa visceral, aquella que baña los órganos abdominales.

“El síndrome metabólico está muy ligado a las enfermedades cardíacas y ataques cardíacos, incluso más que el colesterol alto”, dice el cardiólogo Rafael Pichardo, jefe de investigación del Instituto Dominicano de Cardiología.

Un estudio desarrollado en ese instituto y presentado el año pasado en el Congreso Dominicano de Cardiología, dio seguimiento a 163 pacientes con ataque coronario agudo y determinó que el 88 por ciento presentaba grasa visceral, mientras el 38 por ciento padecía síndrome metabólico. Otro 38 por ciento tenía colesterol alto.

Entre los responsables del estudio se encontraba Pichardo, quien acaba de escribir el libro “Mis vivencias con los carbohidratos. Dietas para el síndrome metabólico”. El libro explica que una persona con un adecuado índice de masa corporal, pero con cuerpo en forma de pera y crecimiento del abdomen con acumulación de grasa visceral, podría estar incubando el síndrome metabólico. Dieta y ejercicios es lo recomendable.

Dietas saludables aliadas para aliviar el síndrome metabólico
Bajar de peso mediante ajustes en la dieta y la práctica regular de ejercicio físico son medidas preventivas efectivas contra los problemas cardiovasculares. Si el individuo padece de síndrome metabólico, con más razón debe modificar su estilo de vida.

Pero ¿qué régimen alimenticio adoptar? En su reciente libro “Mis vivencias con los carbohidratos. Dietas para el síndrome metabólico”, el ex director del Instituto Dominicano de Cardiología, Rafael Pichardo explora la eficacia de dietas bajas en carbohidratos y ricas en proteínas, del tipo Atkins y South Beach.

El texto, que será presentado este jueves ocho en Centro Cuesta del Libro, parte de la experiencia personal de Pichardo, quien padecía sobrepeso, síndrome metabólico y desarrolló diabetes no insulinodependiente.

Las dietas bajas en carbohidratos ñexplica el libro- están casi siempre ligadas a las de un consumo alto de proteínas. “Este tipo de dieta siempre va a partir de la premisa que establece que, al limitar severamente el consumo de hidratos de carbono, se obliga al cuerpo a utilizar la grasa del tejido adiposo como energía”.

Los carbohidratos o hidratos de carbono se encuentran en harinas, féculas, almidones y azúcares, y su consumo se asocia al desarrollo de grasas que se acumulan en forma de tejido adiposo vía los glicéridos y conducen al desarrollo de obesidad general y visceral.

Y si bien los carbohidratos complejos, como granos, legumbres y algunas frutas, contienen más nutrientes y elevan más lentamente el nivel de glucosa en la sangre, su consumo excesivo también contribuye con la acumulación de grasa.

El médico recomienda consumir harinas de soya, panes integrales originales, edulcorantes aprobados, carnes magras, tortillas con pocas yemas, pescados, suplementos de Omega 3, frutas seleccionadas en raciones pequeñas y vegetales.

Descarta la ingesta excesiva de víveres, arroz, frijoles, dulces, pasteles, pastas, sándwiches, hamburguesas, carnes con grasas y jugos de fruta con azúcar, platos que abundan en la alimentación diaria del dominicano.

Y es que, “al dominicano, en todos los estratos sociales, le falta educación acerca de cómo llevar una dieta balanceada”, afirma Pichardo.

Category: Noticias en La Esquina

About GoOkie: View author profile.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*