Subscribe via RSS Feed
$1.99/mo Web Hosting

Omega queda en libertad

[ 0 ] 27 mayo 2008 |

CONDENADO AL PAGO DE UN MILLÓN DE PESOS Y PRESENTARSE ANTE EL FISCAL PERIÓDICAMENTE

Raysa Moya y Omega se la pasaron jugueteando y acariciándose. Detrás, su mánager, Papi Juan.

Una muestra de reconciliación ante el tribunal.

SANTO DOMINGO.- En medio de vítores y aplausos, el merenguero Omega salió de la primera sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, tras escuchar una deliberación que le quitó la prisión preventiva y en cambio lo condenó al pago de un millón de pesos y la visita periódica al despacho del fiscal que lleva su caso.

Omega salió protegido por un séquito de policías, seguidores y manejadores (Papi Juan y Johnny Montaño) que trataban de que el líder del “Mambo Violento” no ofreciera declaraciones.

Sus amigos y seguidores celebraban y en ausencia de cerveza lo mojaban con agua. Al salir, de inmediato le engancharon sus enormes cadenas en el cuello (bling bling), símbolo de los intérpretes de música urbana.

“Me siento conforme con la justicia dominicana. Dios es el primer juez y Él es el único juez justo”, manifestó Omega. A su lado, su esposa, Raysa Moya, también se mostraba feliz.

Ante el tribunal, Raysa reiteró que presentó la querella en contra de Omega tratando de hacerle daño, ya que ella había recibido varias llamadas de una mujer que le decía que Omega le había comprado un apartamento.

“Yo estaba muy celosa y por eso dije que me iba a vengar, pero todo lo que conté fue mentira”, expuso Raysa.

Luego de conocido el veredicto, Omega trató de explicar que nunca pensó que Raysa fuera capaz de hacer eso, así que cuando se enteraron de la querella no buscó a su esposa, sino que fue ella quien se acercó para tratar de enmendar la situación.

Del caso “Ella decidió volver adonde nosotros, llamó a los representantes míos y dijo: -yo quiero desbaratar esto porque ellos quieren cinco millones de pesos y yo no estoy detrás de cinco millones”.

Ante la espera de conocer el caso, Raysa y Omega se hacían todo tipo de caricias, queriendo dejar claro ante el tribunal y los presentes que entre ellos no hay problemas y que en verdad se aman.

La tarde de ayer se revisó la medida de coerción que pesaba en contra de Antonio Peter de la Rosa (Omega) que consistía en tres meses de prisión preventiva, ante un tribunal presidido por la magistrada Miriam Germán Brito, integrada además por los jueves Katia Miguelina Jiménez y Manuel Hernández.

La decición fue tomada, luego que el ministerio público, en una contradicción, pidiera por un lado prisión preventiva y, por otro, garantía económica. Mientras que la fiscal adjunta Jessica Ramírez solicitó que se acogiera la fianza que pedían los abogados del imputado (decisión ésta que fue acogida en el tribunal), la procuradora fiscal adjunta de la Corte de Apelación, adscrita a la Unidad de Atención y Prevención de Violencia Contra la Mujer, Wendy González, pidió que se mantuviera la prisión preventiva de tres meses.

Alegó que la esposa de Omega presenta el síndrome de la mujer maltratada, caso comprobado ciéntificamente y que generalmente, por baja autoestima, terminan sintiéndose culpables, y por eso luego que ponen la querella la retiran.

AMBIENTE
A la Corte de Apelación del Distrito Nacional, en La Feria, también se presentó el director de Prisiones, José Ignacio Sandoval, quien explicó no entender las críticas a una fiesta que realizara Omega, el pasado domingo en la cárcel de Najayo. “Una fiesta lo que mantiene es la armonía en el centro penitenciario. Nadie puede prohibir a ningún interno que haga una actividad artística en el centro penitenciario”, manifestó a los periodistas.

En cuanto al caso a deliberar y la posición de la Fiscalía de querer continuar con la acción pública, dijo: “Yo soy abogado, y no critico la actuación de ningún funcionario (pero)… parece que el fiscal no conoce el nuevo Código Procesal Penal, que establece que no tiene facultad para continuar con ningún proceso contra nadie, más cuando la esposa de un interno ha desistido con la querella”.

Con relación al proceso de acusación doméstica que Omega tiene pendiente por supuestamente haber agredido a una camarera en la cabaña Tía Tania, el mambero dijo que no tenía conocimiento de cómo continuaba el caso.

La semana pasada los medios de comunicación dieron a conocer la querella en su contra que pesaba por violencia intrafamiliar, puesta por su esposa Raysa Moya. Omega fue condenado a tres meses de prisión preventiva y luego fue trasladado la tarde del viernes a la cárcel de Najayo, en donde el domingo celebró el día de las madres con una fiestas a los reclucos.

fuente lisitn diario

Category: Noticias de Farandula

About GoOkie: View author profile.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*