Subscribe via RSS Feed
$1.99/mo Web Hosting

San Pedro de Macorís, joya del Este

[ 0 ] 7 mayo 2008 |

ESTA CIUDAD DEL ESTE ES MUCHO MÁS QUE LA CUNA DE BEISBOLISTAS, EL GUAVABERRY Y LOS GULOYAS

SAN PEDRO DE MACORÍS.- Tierra de los guloyas, beisbolistas, los pasteles en hoja, y cuna de personalidades destacadas en distintos ámbitos de la sociedad. Todo esto y más es San Pedro de Macorís, también conocida como “La Sultana del Este”. Enclavada entre los ríos Higuamo y Soco, cada día esta ciudad ve salir el sol sobre sus costas e ingenios azucareros. A lo largo de su historia, ha tenido diversos estatus políticos, pasando desde simple aldea de pescadores hasta distrito marítimo.

Hace 125 años dejó de ser parte de El Seibo para convertirse en provincia; desde entonces, gracias a diversas actividades económicas, la demarcación experimentó un marcado desarrollo.

Cita un documento de la Fundación Santa Lola, con sede aquí, que el poblado también responde a los apodos “Mosquitisol” y “La Tacita de Oro”. Su nombre actual lo lleva desde 1858, por el patrón San Pedro y el vocablo indígena “macoríx”.

Un monumento de metal, obra del escultor romanense “El Artístico”, ofrece la bienvenida a sus visitantes. En este se representan en estatuas los principales símbolos de la provincia: los guloyas, los peloteros, el cangrejo y el tren de azúcar.

 En el centro urbano se encuentra el parque Juan Pablo Duarte, antes llamado Ramfis Trujillo. Este trozo de área verde posee las características propias de estar ubicado en plena ciudad y, como es común en los pueblos del país, los domingos es escenario de conciertos de la banda de música municipal. No muy lejos de allí se yergue la iglesia San Pedro Apóstol, de estilo arquitectónico neoclásico; y enfrente está la plazoleta Padres de la Patria, primera del país en ser dedicada a los patricios.

San Pedro de Macorís es el sitial de la Universidad Central del Este y, como buena ciudad costera, posee un malecón que es punto de encuentro nocturno, gracias a la escasa afluencia de vehículos.

CULTURA
De acuerdo con la encargada cultural del Ayuntamiento, Ana del Carmen Gross, aunque unas personas se interesan más que otras, la actividad cultural en San Pedro de Macorís es permanente.

“No se deja pasar una fecha importante, sea del país o la provincia”, afirma.

Uno de los lugares predilectos para la realización de actos es la plazoleta Padres de la Patria, donde se hacen presentaciones guloyistas y conciertos populares.

Las patronales se celebran en junio, con San Pedro Apóstol como figura principal. Una de las características más llamativas, señala Gross, es que la procesión de la Virgen se realiza en el agua, a través del río Higuamo.

La fecha del carnaval macorisano se cambió para principios de septiembre, a fin de que no coincida con celebraciones patrias ni eclesiásticas, explica la entrevistada. La provincia cuenta con su propio personaje carnavalesco, llamado Dom Pacheco, que simboliza la unión de los grupos inmigrantes de la zona.

La gastronomía típica macorisana tampoco se hace esperar; por eso abundan en el poblado los puestos de pasteles en hoja, yaniqueques y domplines.

San Pedro posee estilos muy particulares en arquitectura
Una de las provincias más importantes de la región este es San Pedro de Macorís, lugar que cuenta con atractivos propios. Tan pronto se llega allí, se respira en su atmósfera un aire tan auténtico que por lo general deja una grata impresión en sus visitantes.

Este pueblo tiene una característica especial: muchos de sus edificios son de gran valor arquitectónico y constituyen emblemas del arte.

Según cita un documento del Ayuntamiento local, las primeras manifestaciones arquitectónicas de San Pedro de Macorís son una fusión de rasgos indígenas y africanos, llamada arquitectura vernácula.

Posteriormente, fueron acuñándose en la ciudad distintos estilos extranjeros de diseño, como el art-deco, gótico, neoclasicista y art-nouveaux. Tales influencias hacen de los paisajes urbanos petromacorisanos un verdadero festival de obras de arte de la arquitectura. 

Estos diversos estilos son el resultado de la migración que se produjo a principios del siglo XX con la llegada de españoles y árabes en su mayoría, que arribaron atraídos por la próspera industria azucarera que se desarrolló en esta provincia, período que fue conocido como “La danza de los millones”.

Algunos de estos edificios se encuentran en perfecto estado y sus diseños pueden ser apreciados; otros, en cambio, presentan mucho deterioro. De acuerdo con el documento mencionado, entre las construcciones consideradas patrimonio local se incluyen los edificios Morey y Armenteros, el Cuerpo de Bomberos, el Centro Cultural Fermosselle, el Colegio San Benito Abad y otros.

Una playa remozada
Los atractivos de la provincia San Pedro no solo se limitan a la zona urbana, sino a otros lugares donde existen importantes puntos turísticos, como la playa Juan Dolio.

Desde hace unos años, este balneario dejó de ser un punto de visita masiva para convertirse en centro de turismo inmobiliario. Esto quiere decir que la playa ha adquirido más valor, y los hoteles de modalidad “todo incluido” poco a poco han sido desplazados por villas y apartamentos, que se dirigen a un público de mayor poder adquisitivo.   

Category: Lugares Turísticos alrededor del mundo

About GoOkie: View author profile.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*