Subscribe via RSS Feed
$1.99/mo Web Hosting

Ciudad de cristal

[ 0 ] 10 febrero 2011 |
EL VIDRIO BRINDA UNA IMAGEN MODERNA A LAS EDIFICACIONES Y OFRECE MÚLTIPLES RESPUESTAS A LA HORA DE DECORAR INTERIORES Y EXTERIORES
 

La imagen de la ciudad está cambiando. Una vuelta por sus principales avenidas permite comprobarlo. La arquitectura evoluciona hacia una imagen más moderna y entre los materiales empleados para lograrlo se destaca el vidrio.

“El vidrio es un material que cada día usamos más en las edificaciones por sus múltiples ventajas”, dice la arquitecta Carolina García Marcano, de la firma Arquitec3D. “Da luminosidad, belleza, amplitud, tecnología y bienestar”.

Bancos, universidades, hospitales, oficinas, centros comerciales, aeropuertos, supermercados, hoteles, restaurantes y museos son ejemplos de la variedad de instituciones que apelan a este recurso para dotar sus recintos de una imagen contemporánea.

El vidrio, que se obtiene de la fusión de arena silícea con otros compuestos, se ha usado desde la antigüedad, pero no fue sino hasta el siglo pasado cuando se perfeccionó su utilización en edificaciones, al punto de rebasar su aplicación en puertas y ventanas y convertirse en un material estructural.

Sus ventajas, según García Marcano, son muchas y variadas. No se limitan a la estética, aunque este factor es el que salta a la vista.

“Le da un carácter más vanguardista al edificio”, señala la arquitecta.

Y ya no se asocia únicamente con la transparencia. El cristal viene en variados colores (verde, blanco, transparente, gris, bronce, azul) y texturas (liso, manchado, con bordes), cualidades que permiten “jugar” con el diseño.

Para variar -dice García Marcano- el laminado se puede cambiar en cualquier momento. ¿Quiere una apariencia opaca, de color o traslúcida? Todo es posible con este material, sobre el cual se pueden colocar viniles decorativos, logos, letreros y hasta obras artísticas. Eso depende del efecto deseado.

RESPUESTAS A LA AMBIENTACIÓN
El vidrio permite hallar múltiples respuestas a la ambientación, tanto en exteriores como en interiores.La arquitecta Carolina García Marcano expresa: “El vidrio puede ser de transparente a opaco, de un color a otro, en cuestión de minutos, en cambio, al concreto sólo puedes cambiarle de color y es un material mucho más pesado y con menos opciones de transformación que el vidrio, luego de construido”.

Montañas de cemento que dejan pasar la luz
El cristal tiene un interesante efecto en el ambiente. La arquitecta Carolina García Marcano comenta: “El edificio se ve más ligero al combinarse con un elemento que deja pasar la luz, haciendo que las edificaciones no se vean como montañas de cemento”.

En confort, los ambientes ganan gracias a la asociación entre el interior y el exterior, o al crear la ilusión de ventanas en oficinas interiores para que los usuarios no se sientan encerrados.

“El vidrio añade luz al ente arquitectónico de una forma natural”, explica García Marcano.

Por eso, si al diseñar la edificación se toma en cuenta la orientación del sol, el cristal puede reducir el gasto por concepto de iluminación (“La luz solar es gratis y dura muchas horas”).

Claro que la entrada de luz variará tomando en cuenta la opacidad del material. Mientras más opaco el vidrio, menos luz dejará entrar. Todo dependerá del efecto que se persiga.

Los cristales, como parte de la arquitectura sostenible, pueden hacer las veces de paneles solares para obtener energía eléctrica. ¿Genial, no?

Asimismo, disminuyen la humedad por su relación con la luz y el medio ambiente, tienen gran resistencia al sucio y son fáciles de limpiar.

Seguridad
A pesar de sus múltiples ventajas, hay quienes siguen recelando del vidrio por el riesgo de roturas y las heridas que estas podrían ocasionar a las personas.

Para evitar este tipo de contratiempos, García Marcano recomienda utilizar vidrios laminados de seguridad, los cuales, al quebrarse, se deshacen en forma de bolitas o de telaraña.

“Deben ser de un material de seguridad para que, si hay algún impacto, el vidrio ceda pero no haga daño a ninguna persona”, explica. “Por lo tanto tienen un grado de seguridad sobre otros materiales”.

Otras sugerencias de seguridad incluyen: evitar en exteriores los vidrios tipo espejo, que pueden reflejar el sol deslumbrando a los conductores y causando accidentes; dejar su limpieza, cuando están a gran altura, en manos de profesionales; colocarles, si son vidrios flotantes ubicados en interiores, una buena base de soporte estructural para evitar accidentes; colocar “shutters” o cierres antes de un huracán.

“En caso de terremotos ñagrega García Marcanoñ los vidrios deben estar colocados estratégicamente con la estructura del edificio, todo esto se toma en cuenta al momento del diseño del edificio”. 

SU LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO
La arquitecta Carolina García Marcano dice que el mantenimiento de los cristales de una edificación dependerá de varios factores, como la ubicación, el contacto de las personas con el material, la incidencia del sol y el mar, la cercanía de avenidas, construcciones o estacionamientos.

“Cada edificio es único, porque es creado según necesidades espaciales previas”, aclara.

No obstante, como norma general, se puede decir que la limpieza de vidrios ubicados en pisos altos habrá de estar a cargo de un equipo especializado, mientras las puertas y ventanas de uso diario deberán limpiarse diariamente.

“El vidrio es un material muy noble, que da una respuesta estética a los edificios. Da luz, armonía, belleza y contemporaneidad”, concluye.
Más información: www.arquitec3d.com

Fuente: www.listin.com.do

Category: Articulos Interesantes, Cosas Dominicanas, Cosas que suceden en Republica Dominicana, Curiosidades, General, Noticias en La Esquina, Noticias Insolitas

About GoOkie: View author profile.

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.

*